El tres de julio de dos mil quince

Mañana volverá el día a día, la actualidad política, el estrés, las dificultades para llegar a fin de mes, alguna cara larga, y mucho más.

Este fin de semana, no. Este es atemporal, especial y eterno. Y era necesario reservar una pequeña parte del mismo en esta pequeña parte de mí.

Salud, y rock’n’roll.

Ceremonia boda Javier y Laura

Ceremonia y paseo Javier y Laura

Guitarra vs guestbook

2 comentarios sobre “El tres de julio de dos mil quince

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *