Caníbales, paletos y astronautas transexuales

WTF?! “¿Qué es esto?” ¡Vuelve a la entrada principal, muggle!

Aviso: la siguiente historia puede ofender a los que se ofendan fácilmente, a los fans de Los Inmortales 2 y a la gente que creía que yo estaba muerto.

Siempre me ha encantado Chill; tenía una cierta elegancia dentro de su simplicidad que me resultaba atractiva. El problema es que parecía ser incapaz de poner en marcha una partida. Este es un ejemplo de las cosas que solían ocurrir en cada ocasión. (1)

Robert Smith
(2) En la historia original, El Gordito se llama Blobbert Smith. Un juego de palabras entre Robert Smith (el cantante de The Cure) y la palabra «blob», que viene a ser una masa sin forma, de consistencia gelatinosa y temblequeante… como, por ejemplo, los michelines de una persona obesa.

Estábamos en el sótano de El Disgusto. Yo iba a dirigir la partida, y Psicópata Dave, El Disgusto, El Capullo y El Gordito iban a ser los jugadores. (2)

Yo: «¿De verdad? ¿Van a ir a la Gen Con?»

Psicópata Dave: «Sí, El Pervertido y su cariñín están allí ahora mismo.»

El Disgusto: «No tengo un gran concepto sobre su gusto con las mujeres, pero tengo que admitir que ese tipo sabe ser romántico.»

El Capullo: «¿Qué otra cosas podrías esperar de alguien que ha memorizado todas las posturas de las esclavas de Gor?» (3)

El Gordito: «¡Bah! ¡Romanticismo! ¿Qué es el romanticismo, sino una llamada a propagar la continuidad de la sangre? ¿Y acaso no es cierto que todos los amantes, al final, se transforman en polvo?»

El Capullo: «¿Tú no solías ir al club audiovisual con nosotros?»

El Gordito: «En mi juventud, manejé más de un proyector. Solía caminar entre los estudiantes, pero, ¿acaso ellos me veían?»

Yo: «¿No solías ser un tanto menos… siniestro?»

Psicópata Dave: «¿Y un tanto menos… gordo?»

Yo: «¡Dave!»

Estrella de combate (Galactica)
(4) Esto es una referencia bastante directa a La Guerra de las Galaxias. La pilláis, ¿verdad?

Psicópata Dave: «¡Bueno, mírale! ¡Es enorme! ¿Eso es un jugador?, ¡es una estación de combate!» (4)

Yo: «Lo siento mucho, Gordito. Dave se cree que es un tipo gracioso.»

El Gordito: «No me siento insultado. Ostento mi obesidad como una insignia de honor. Resulta que un médico me dijo que yo era diabético; que si no cambiaba mis hábitos alimenticios, moriría.»

El Capullo: «Uau.»

El Gordito: «Pero ahora os pregunto… ¿Merece la pena vivir la vida sin las chocolatinas de crujiente galleta? Yo os digo: ¡No! ¿Hay que elegir entre la muerte o los dulces? Yo os digo: ¡Pues dejad que las figuritas de mazapán sean mi Parca!»

El Disgusto: «¡Amén, hermano!»

Yo: «Bueno, si estás viviendo tu sueño, tengo que respetarlo… más o menos. Hagamos los personajes, ¿vale?»

Fue bastante sencillo guiarles a través de la creación de personajes, pero cuando llegó la hora de determinar el equipo, Psicópata Dave comenzó a ponerse quisquilloso.

Psicópata Dave: «¿Pero qué mierda de tabla de armas es esta?»

Yo: «¿Qué quieres decir?»

Psicópata Dave: «Es UNA tabla. ¡Y cubre todos los daños para armas de fuego! Es una blasfemia. Es como Rolemaster para subnormales.»

El Capullo: «A mí me parece que está bien.»

Psicópata Dave: «¿Una sola tabla para todos los tipos de armas de fuego? ¿Una sola tabla para revólveres y ametralladoras automáticas? ¿Una sola tabla para rifles y armas de asalto? ¿Y qué pasa con la munición explosiva y perforante?»

Yo: «Bueno, el juego no se adentra en tantos detalles.»

Psicópata Dave: «¿Y entonces cómo esperas que rolee adecuadamente a mi personaje?»

El Disgusto: «Esta es una partida de Ab3. Se juega a base de burlarte de lo insultantemente patética que es.»

El Capullo: «Ouch.»

El Gordito: «¿No podemos aceptar el hecho de que jugamos porque somos la escoria de la sociedad? ¿Que la misma esencia de nuestro dolor personal es lo que nos ha reunido aquí?»

Psicópata Dave: «Creo que me gustabas más cuando empleabas tu tiempo en doblar cintas de El Misterioso Teatro de la Ciencia con el equipo del instituto.»

Yo: «¿Patética? ¿Me estás acusando de ser patético?»

Star Frontiers (juego de rol)
(5) Star Frontiers es todo un clásico de los juegos de rol de ciencia-ficción (junto a Traveller, claro). Publicado por TSR en 1982, no fue el primero de su clase, pero sí uno de los mejores.

El Disgusto: «Rezumas patetismo.»

Yo: «Vale. ¿Por qué no nos dices por qué odiaste mi campaña de D&D

El Disgusto: «Porque no era más que un estúpido limpia-mazmorras.»

Yo: «Muy bien. Por cierto, ¿cuál era el argumento de tu partida de Star Frontiers(5)

El Disgusto: «Un tío que conocéis en un bar de una estación espacial quiere que recuperéis un artefacto perdido en un complejo subterráneo abandonado años atrás que ha sido ocupado por mutantes.»

Yo: «Ya veo. Y ahora dinos, ¿cuál era el argumento de tu partida de Boot Hill(6)

El Disgusto: «Un viejo buscador de oro conoce a vuestros personajes en un saloon y os pide que le ayudéis a conseguir algo de oro de una vieja mina abandonada que ha sido ocupada por indios apaches adoradores de Lovitar.» (7)

Yo: «Y por último, ¿cuál era el argumento de tu partida de Shadowrun(8)

El Disgusto: «Un viejo mago os paga para que robéis ciertos datos de un complejo subterráneo guardado por un dragón.»

Boot Hill (juego de rol)
(6) Otro clásico. Boot Hill fue un juego de rol ambientado en el Salvaje Oeste, con aires de realismo histórico y sin magia ni elementos sobrenaturales de ningún tipo. Lo que lo hace realmente interesante es que fue publicado por TSR (Gary Gygax es uno de sus autores) en 1975, tan sólo un año después de que Dungeons & Dragons hiciese su aparición estelar. En otras palabras, Boot Hill fue el primer juego de rol de indios y vaqueros que se publicó.

Yo: «Y tú odias los juegos limpia-mazmorras.»

El Disgusto: «Apasionadamente.»

Yo: «Pero te encantan las ironías.»

El Disgusto: «La ironía es para los perdedores, Ab3. Los perdedores como tú.»

El Capullo: «¿Puede mi personaje ser un vampiro?»

Yo: «No, en este juego lucháis contra los vampiros. Los vampiros son malvadas amenazas bebedoras de sangre.»

El Capullo: «Bueno, quizá podría ser un vampiro con alma, que lucha contra la maldad porque está en una búsqueda personal de redención.»

Psicópata Dave: «Esa es, sin duda, la cosa más estúpida que jamás haya oído.»

El Capullo: «Vale, entonces simplemente jugaré con un poli bueno con malos modos, llamado Arnold Eastwood.»

Psicópata Dave: «Yo jugaré con un cazarrecompensas llamado Beauford Fett.»

El Disgusto: «Mi personaje es un ninja. Nadie sabe su nombre auténtico, así que podéis llamarle… El Verdugo.»

El Gordito: «Mi personaje es un astronauta transexual con algo que demostrarse a sí mismo.»

Yo: «…interesante mezcla.»

Psicópata Dave: «En sus ratos libres mi personaje caza y mata empleados de Starbucks.» (9)

El Capullo: «Mi personaje guarda las cenizas de su fallecido compañero en una bolsita de piel que cuelga alrededor de su cuello.»

El Disgusto: «El arma favorita de mi personaje es un bate de béisbol de aluminio al que llama Justicia.»

Starbucks (cafetería)
(9) En la traducción original: «Starbucks es una cadena americana de cafeterías cuya calidad es… bueno, digamos que Starbucks es al café lo que McDonalds es a la comida. Y lo triste es que están empezando a extenderse por todo el mundo.» Y el resto… es historia, ¿no creéis?

El Gordito: «Mi personaje es un fugitivo del gobierno porque sabe que los aterrizajes en la luna fueron un engaño.»

La partida aún no había empezado, y yo ya estaba poniéndome de parte de las fuerzas de la oscuridad. En Chill, los personajes eran todos miembros de una organización supersecreta que luchaba contra monstruos y fantasmas, llamada S.A.V.E. Decidí que iba a hacer que todos fueran aceptados en la organización al mismo tiempo.

Yo: «El profesor Kruthers os da la bienvenida a todos a la organización, y os da a cada uno un pin para la solapa, con la insignia de S.A.V.E.»

El Capullo: «Guay.»

El Disgusto: «¡El Verdugo pincha el suyo EN SU CARNE DESNUDA!»

El Gordito: «Mi personaje pincha el suyo en el pañuelo de seda arrugada que lleva alrededor del cuello.»

Psicópata Dave: «Yo lanzo el mío a la otra punta de la habitación y le digo a Kruthers que le folle un pez.»

Yo: «¿Qué?»

Psicópata Dave: «Beauford Fett no trabaja a las órdenes de nadie.»

Yo: «Pero… la premisa del juego es que todos trabajáis para S.A.V.E.»

Psicópata Dave: «Bueno, de modo que para ti la premisa es más importante que la libertad de acción, ¿no?»

Yo: «Me parece muy bien la libertad de acción, pero esto es como jugar a Star Trek cuando uno de los personajes rehúsa trabajar para la Flota Estelar.»

El Capullo: «Bueno, de hecho eso pasa muchas veces. ¿Recuerdas la última partida de Star Trek? El Disgusto quería llevar un ninja.»

El Disgusto: «¿Cómo podría la Flota Estelar no emplear ninjas? Es lo único que evita que los klingons ataquen en masa.»

Psicópata Dave: «Mira, formaré parte del club de los monstruos estúpidos si eso te hace dejar de quejarte y lloriquear, pero no pienso llevar ningún pin mágico para maricones.»

Yo: «Vale, vale.»

El Disgusto: «¿Puedo ponerme yo su pin?»

Rápidamente terminé con los preparativos y pasamos a discutir su misión. Tenían que marchar a Atlanta, Georgia, donde investigarían una serie de asesinatos caníbales con aspectos decididamente sobrenaturales.

El Capullo: «Mientras estamos en el avión, escucho una versión en casete del Necronomicón

Yo: «No, ni hablar.»

Psicópata Dave: «Mi personaje mea en del lavabo del cuarto de baño.»

El Disgusto: «No puedo creer que te deje usar mi servicio.»

Psicópata Dave: «Mira quién fue a hablar, el chico de las botellas.»

El Gordito: «Mi personaje medita sobre la posibilidad de lanzarse a sí mismo/misma fuera del avión, como método para combatir el corrosivo malestar que le/la infecta.»

Yo: «Vale.»

El Gordito: «Pero, en lugar de eso, se limita a pedir un segundo postre.»

Yo: «Me alegro de que superaras esa pequeña crisis. Ahora vuestros personajes salen del avión, y vuestro contacto, Brian Hayes, os está esperando. Distinguís fácilmente las suaves facciones del afroamericano por su distintivo pin de S.A.V.E.»

El Capullo: «Le saludo con el apretón de manos secreto.»

Yo: «S.A.V.E. no tiene apretones de mano secretos.»

El Disgusto: «Yo me aseguro de que ninguno de los inspectores de equipaje descubra mi maletín lleno de armamento ninja.»

El Gordito: «Mi personaje pestañea seductoramente hacia Brian Hayes e instantáneamente se odia a sí mismo/misma por hacerlo.»

Psicópata Dave: «Oye, oye. Espera un minuto, para el carro.»

Yo: «¿Qué?»

Psicópata Dave: «¿Un negro? ¿Tenemos que trabajar con un jodido negro

Yo: «Es un PNJ, está aquí para ayudar a vuestros personajes.»

Psicópata Dave: «¿Ayudarnos a qué? ¿A aprender cómo abusar de los servicios de caridad?»

El Gordito: «¡Dulce y refrito Jesús! ¿Cuál es tu problema?»

El Disgusto: «¿Encuentro yo mi equipaje?»

El Capullo: «Mira, esto no es Paletos: El Linchamiento

Yo: «¿Por qué es importante? ¿De verdad vas a armar un escándalo por esto?»

Psicópata Dave: «¿Y qué será lo próximo? ¿Explorar mazmorras con orcos de peluche?»

El Capullo: «Tío, sabía que eras racista, y sabía que estabas loco, pero lo que no me imaginaba era que fueses una especie de loco racista.»

El Disgusto: «¡Hola! ¡Equipaje! ¿Debería hacer una tirada de búsqueda?»

El Gordito: «¿Acaso no diriges tu ira hacia los hombres de color porque te odias a ti mismo?»

Psicópata Dave: «Ah… no.»

Yo: «Vale, mira. Si te hace feliz haré que Brian Hayes sea blanco.»

Psicópata Dave: «¡Demasiado tarde! Ya has dicho que era negro. ¡Es negro! No vale cambiar.»

Yo: «Oh, por el amor de Dios…»

El Disgusto: «¿Dónde está mi equipaje?»

Yo: «Lo mandaron a Los Ángeles, todo tu equipaje está en Los Ángeles.»

El Disgusto: «Supongo que sabes que esto significa guerra.»

Psicópata Dave: «¿Ves? ¡Seguro que los sin techo de Hayes lo robaron!»

El Gordito: «Oh, puede que manipulen nuestras maletas indebidamente, pero jamás podrán hacerse con nuestras almas.»

Yo: «S.A.V.E. os dará una paga modesta para comprar ropas y equipo.»

El Capullo: «¿Puedo comprar una armadura para el torso con bordado de oro?»

Yo: «Brian Hayes os conduce hasta un hotel de cinco estrellas. Por el camino os cuenta acerca del extraño caso de los asesinatos caníbales. Os explica que cada una de las víctimas fue aparentemente tragada por las sombras, y, más tarde, sus cuerpos parcialmente devorados fueron encontrados en el parque. Una fila de pisadas rojas y pegajosas partía de cada uno de los cadáveres, pero aparentemente no llevaban a ninguna parte. Las pisadas se desvanecieron tras veinticuatro horas, y no pudieron ser fotografiadas. Cada víctima parecía haber sido tragada por las sombras y luego abandonada en otra parte.»

Psicópata Dave: «Le pincho a Brian Hayes con un boli en el cuello y le grito: ¡Quizá eso sea sólo lo que tú quieres que creamos! ¡Apuesto a que no pagaste por este coche!»

El Capullo: «¿Qué?»

El Disgusto: «Yo bajo mi ventanilla y me subo al techo del coche… ¡al estilo ninja!»

Yo: «Brian Hayes le pregunta a Beauford si tiene algún problema.»

Psicópata Dave: «Yo le respondo que le estoy vigilando.»

El Gordito: «Yo vuelvo a subir la ventanilla para que nuestro compañero ninja no pueda volver a entrar.»

Yo: «Como sea. Brian os lleva a vuestro hotel y os ayuda a acomodaros. Os dice que en unas pocas horas os llevará a una de las escenas del crimen.»

Psicópata Dave: «Hazme saber si tengo alguna oportunidad de quedarme a solas con ese tío.»

Yo: «¿Por qué?»

Psicópata Dave: «Ya lo sabrás, Don Me-Confunden-Las-Tablas.»

El Gordito: «Una vez que mi personaje está solo en su habitación, se pone un vestido de verano, una máscara de gorila y un cinturón con un pene colgando, y comienza a jugar a la ruleta rusa.»

Yo: «Creo que estoy repitiéndome mucho hoy, pero… ¿por qué?»

El Gordito: «¡Porque el DOLOR le consume!»

El Disgusto: «Yo compruebo que no haya ninjas en mi habitación.»

Yo: «La habitación está completamente libre de ninjas.»

El Disgusto: «¿Cómo lo sabes si ni siquiera has tirado los dados?»

Yo: «¡No hay ninjas en la jodida habitación! Deben haber mandado un equipo de fumigación anti-ninja antes.»

Algunas horas más tarde, Brian Hayes volvió para decirle a los personajes que había habido otro asesinato. Por supuesto, esto propició otra retahíla de acusaciones e intentos de ahorcamiento por parte de Psicópata Dave. Finalmente, conseguí que se pusieran en marcha, pero las cosas volvieron a detenerse cuando El Disgusto insistió en que su personaje escalaría hacia abajo las paredes del hotel.

Poco después los personajes se encontraron en una muy reciente escena del crimen. Se tomaron un momento para examinar el cuerpo mordisqueado y las grandes pisadas que parecían de alquitrán.

El Capullo: «Uhm, ¿por qué no ha llegado aún la policía?»

El Gordito: «Mi personaje mira hacia el cadáver y considera que quizá, en última instancia, todos somos bocados dispuestos en un plato cósmico.»

El Disgusto: «Sí, ¿por qué no está aquí la policía?»

Yo: «Brian Hayes os explica que…»

Psicópata Dave: «Mi personaje grita: ‘¡Es una trampa!’ y se lanza sobre el astuto PNJ.»

(Una breve pelea después.)

Yo: «Bien. Brian Hayes vuelve a guardar el spray anti-atacantes en su chaqueta, mientras el personaje de Psicópata Dave grita y corre dando vueltas en círculo.»

Psicópata Dave: «Lo dudo. Biff Bam y yo solíamos usar ese spray el uno con el otro todo el rato para mantenernos viriles. Estoy seguro de que Beauford Fett está quitándoselo de encima y esperando su oportunidad.»

Yo: «Brian Hayes os explica que la policía aún no ha llegado porque aún no saben que se ha cometido otro asesinato.»

Psicópata Dave: «¡A-JÁ!»

Yo: «Brian Hayes sigue explicando que la razón por la que él sabía del crimen es que está sufriendo extraños sueños de naturaleza profética.»

El Disgusto: «Es como si tuviese un sentido del peligro ninja.»

El Capullo: «Aún mejor, tiene poderes psíquicos.»

Psicópata Dave: «Oh, ya lo cojo. Un negro con un sueño. Muy bonito, muy políticamente correcto.»

El Gordito: «Tus mofas xenófobas comienzan a ser agotadoras.»

Psicópata Dave: «Y a ti el culo te huele a queso, ¿a dónde quieres llegar a parar?»

La siguiente hora fue invertida en la investigación… en el sentido más amplio del término. El Capullo intentó reunir pistas, pero necesitaba un montón de ayuda del PNJ. Desgraciadamente, no obtuvo un montón de ayuda del PNJ porque Psicópata Dave se pasó la mayor parte de la partida intentando envenenarle, asesinarle o deportarle. El Gordito intentó ayudar, pero dado que su estilo de interpretación estaba en algún punto intermedio entre el roleo normal y el arte conceptual interpretativo, en realidad, no era de ninguna ayuda. Como el personaje de El Disgusto era un ninja, permaneció en las sombras acariciando su bate de béisbol. Quizá fuese mejor así.

Finalmente, el grupo dedujo que había un dios azteca caníbal suelto por ahí, y le rastrearon hasta la casa de un importador en la parte más sórdida de la ciudad. Cogiendo sus ideas de todas y cada una de las películas de terror jamás filmadas, el grupo decidió atacar a los monstruos en plena noche, con una planificación y un armamento mínimos.

Pero antes de que eso ocurriera, tuve que excusarme e ir al cuarto de baño.

Psicópata Dave: «Tardaste un buen rato.»

El Capullo: «Espero que todo te saliera bien.»

El Gordito: «Creo que deberíamos intentar razonar con el dios caníbal.»

Yo: «Eh, El Disgusto…»

El Disgusto: «¿Sí?»

Yo: «¿Cuánto hace que tus padres se han ido?»

El Disgusto: «Sólo durante todo el día de hoy, y vuelven mañana por la mañana. ¿Por qué, te quieres casar con ellos?»

Yo: «¿Y cuánto hace que Lamont está encerrado en el armario de la ropa limpia?»

The Further Adventures of Tennessee Buck The Further Adventures of Tennessee Buck (1988)
(10) The Further Adventures of Tennessee Buck es una película chorra de comedia y aventuras en la jungla rodada en 1988. Probablemente lo más destacable de la cinta (lo único, vaya) sean los desnudos de Kathy Shower que tanto estimularon a El Disgusto.

El Disgusto: «¿Le dejaste salir?»

Yo: «Sí.»

El Disgusto: «Pero serás nenaza.»

Yo: «¿Por qué tratas tan mal al pobre animal?»

El Disgusto: «¡Ese puto perro se lo estaba buscando!»

Yo: «¿Qué hizo?»

El Disgusto: «Estaba despanzurrado en el sofá del amor intentando disfrutar del clásico del cine Las Aventuras de Tennessee Buck, y acababa de empezar la escena del masaje con las nativas, ¡cuando el puto perro frotó su nariz pegajosa contra las plantas de mis pies!» (10)

El Capullo: «Eso sí que es aguar la fiesta.»

El Gordito: «Ah, recuerdo la primera vez que mis padres entraron en mi habitación y me encontraron con la camiseta agarrada entre mis dientes y Hardbodies puesta en el vídeo.» (11)

Yo: «¿Y castigaste a tu perro por eso?»

El Disgusto: «Los perros son como las mujeres, sólo reaccionan ante hombres fuertes y dominantes, como yo.»

Hardbodies (pelicula)
(11) Hardbodies (1984) es una película playera-erótico-festiva rodada en el 84, con abundancia de glándulas mamarias femeninas en pantalla.

Yo: «Eso sonaría mucho más impresionante si no hubieses llorado como un bebé al final de Los Inmortales(12)

El Capullo: «Yo lloré al final de Los Inmortales 2

Psicópata Dave: «Todos lo hicimos, Capullo, todos lo hicimos.»

Yo: «Por supuesto, te darás cuenta de que después de estar casi un día entero en el armario de la ropa limpia, ya no tienes ropa limpia.»

El Disgusto: «¡Me cago en el puto perro! ¡Le voy a dar más palos que a una estera!

Yo: «Volviendo a la partida… por favor… ¿Cómo vais a colaros, chicos?»

Psicópata Dave: «¡Derribamos la puerta principal de una patada!»

El Gordito: «Pero qué sutil.»

Yo: «De acuerdo. Entráis a saco y encontráis esas extrañas pisadas sangrientas por todas partes. Brian Hayes os guía a través del pasillo, hasta el…»

Psicópata Dave: «Espera, ¿está delante de nosotros?»

Yo: «Sí, y él…»

El Disgusto: «¡Postura ninja!»

El Gordito: «Mi personaje se agarra los machos y se prepara para el combate.»

El Capullo: «¡Idiota! Nunca te lleves los machos a un tiroteo.»

Psicópata Dave: «Le disparo a Brian Hayes en la nuca.»

(tirada de dados)

Yo: «¿Que tú qué?»

Psicópata Dave: «Veo en esta tabla tuya para maricas que Brian Hayes es ahora un ex-PNJ.»

Los Inmortales 2
(12) Una película definitoria de los ochenta. Christopher Lambert consolidó su posición como actor que no sabía actuar, pero que sabía quedar chulo en pantalla, y todo el rollo de las peleas a espada en entornos urbanos con el lema de «sólo puede quedar uno» de fondo caló muy hondo entre los aficionados al género fantástico y de acción. Y, por supuesto, tenía una banda sonora compuesta e interpretada por Queen. ¿Qué más se puede pedir?

Yo: «¿Por qué?»

Psicópata Dave: «Porque interpreto a mi personaje.»

El Capullo: «¡Eres un gilipollas! ¿Por qué has tenido que arruinarlo todo?»

Psicópata Dave: «Porque no va a tocarle siempre a El Disgusto.»

El Disgusto: «¡Esto es demasiado! Ataco al astronauta transexual de El Gordito.»

El Gordito: «Mi personaje grita como una mujer y luego agarra su pistola.»

Psicópata Dave: «Yo provoco a El Capullo bailando sobre los sesos del PNJ.»

(Un montón de dados ruedan sobre la mesa. Arriba, en la cocina, es ignorado el sonido de un perro intentando utilizar un abrelatas desesperadamente.)

Yo: «Bien, todos vosotros estáis muertos o agonizantes. Espero que estéis contentos.»

El Capullo: «¿Puedo hacer una tirada para volver a meterme dentro mis entrañas? Tengo primeros auxilios.»

Yo: «La temperatura parece bajar en toda la habitación mientras observáis al dios azteca caníbal materializarse desde las sombras. Os observa con una mirada de deseo, la sangre goteando de su cara esquelética.»

Psicópata Dave: «Que se atragante… que se atragante…»

El Gordito: «Hago un último gesto desafiante… en cuanto mi personaje encuentre su brazo. Sé que está aquí, por alguna parte…»

Yo: «El dios azteca caníbal se da media vuelta, asqueado. No os encuentra, a ninguno de vosotros, apetecibles en absoluto.»

El Disgusto: «¡Pero si los ninjas están deliciosos!»

La tarde siguiente vendí mi juego completo de manuales de Chill, y doné todo el dinero que saqué a la Fundación Universitaria para la Gente Negra. Me pareció que era lo único que podía hacer.


Referencias y notas al pie

(1) Chill es un juego de terror contemporáneo que ya se ha mencionado anteriormente; véase la historia número nueve para más señas.

(3) Las novelas de Gor también han aparecido anteriormente en un par de ocasiones. Para más detalles, véase la historia número tres. 

(5) Aún hoy en día sigue siendo recordado con mucho cariño, y tiene una legión de fans que siguen jugándolo con pasión. Recientes productos de Wizards of the Coast enmarcados dentro de la línea d20 Moderno (como el Menace Manual o, sobre todo, d20 Future) han rendido pequeños homenajes a Star Frontiers incluyendo descripciones de antiguas razas del juego entre sus páginas.

Para los interesados, en starfrontiers.com os podéis descargar, legalmente, todos los libros de reglas y suplementos que se llegaron a publicar para Star Frontiers. Una vez más se cumple el viejo dicho de que los clásicos nunca mueren.

(7) Si no me equivoco, y bien podría equivocarme, Lovitar es un dios de la mitología finlandesa que fue adoptado por D&D, entre otros, para el panteón de los Reinos Olvidados.

(8) Shadowrun es un juego de rol que mezcla ciencia y magia en una ambientación moderna a la par que arcana, mucho antes de que Wizards of the Coast lanzara su d20 Moderno con el suplemento Magia Urbana. La primera edición (ya lleva tres) data de 1989 y fue publicada por FASA.


La traducción corresponde al texto Cannibals, Rednecks And Transgendered Astronauts de Al Bruno III (AB3), realizada por Jorge Prieto (a.k.a. Reverendo) y recuperada de Archive.org.

Muerte por pulgares

WTF?! “¿Qué es esto?” ¡Vuelve a la entrada principal, muggle!

Aviso: la siguiente historia puede ofender a los fans de Dungeons & Dragons, a la asociación por el tratamiento ético de los kobolds, a Gary Gigax, a Steve Jackson, y a los Mord-Sith. (1)

Kobolds (4ª edición)
(1) Los kobolds son criaturas de D&D. Una de las criaturas más débiles y patéticas del juego, sí… Pero, oye, no puedes esperar que los jugadores novatos empiecen a ganar experiencia luchando contra dragones de hielo. (Continúa al final de la historia.)

Nuestras campañas de rol tendían a explotar en la mismísima rampa de lanzamiento. Iban marcando nuestro pasado como basura tirada en las calles, de la misma forma que los episodios piloto de las series de Gene Roddenberry iban marcando de basura los canales de televisión por cable en las sobremesas de los sábados de los ochenta. (2)

Algunas veces, sin embargo, una partida aguantaba. No solían durar mucho pero, por lo que a mí respecta, cualquier campaña que durase más de dos sesiones era una victoria. Así que estoy seguro de que apreciaréis mi sorpresa cuando me encontré con que la partida de D&D que estaba dirigiendo alcanzó su segundo mes. Esperábamos en el sótano de El Disgusto a que llegaran los últimos miembros del grupo.

Yo: «El Pervertido y Asenath deberían haber llegado hace veinte minutos.»

El Disgusto: «Pues vamos a empezar sin ellos. ¿Para qué necesitamos a un mago y a una clériga? ¡Yo soy un ninja!»

El Capullo: «Asenath no me cae bien. No creo que ella le respete.»

Psicópata Dave: «¿Qué quieres decir?»

El Capullo: «¿Os acordáis de aquella vez en que mi personaje era una mujer, y se enrolló con el personaje de El Pervertido? Yo fui una novia mucho mejor para él en la partida que Asenath en la vida real.»

El Cagón: «Uau.»

El Capullo: «Decidme que me equivoco.»

Yo: «Ni siquiera podría empezar a explicarte lo… equivocado y enfermo que es eso que acabas de decir.»

Psicópata Dave: «Bueno, esa damita tiene algo que tú nunca podrás tener, Capullo.»

Gene Roddenberry
(2) Gene Roddenberry fue el famosísimo creador de la serie Star Trek. Como nota anecdótica, un año después de su muerte, en 1991, la lanzadera espacial Columbia transportó sus cenizas al espacio, donde permanecerán para siempre.

El Capullo: «¿El qué?»

Psicópata Dave: «Una vagina.»

El Cagón: «Las chicas pueden llegar a dar bastante miedo. No sabes la suerte que tienes de ser célibe, Ab3.»

Yo (a través de mis dientes apretados): «Yo no soy célibe PORQUE QUIERA.»

Psicópata Dave: «Pobre bastardo, estás atrapado en el Corolario de Gygax.»

Yo: «¿El Corolario de Gygax? ¿Y eso qué coño es?»

Psicópata Dave: «El Corolario de Gygax afirma que cada vez que el personaje de un jugador echa un polvo, eso retrasa que ese jugador eche un polvo durante 1d100 semanas.»

Yo: «¿Qué?»

El Cagón: «¿Y quién tira el d100?»

El Disgusto: «¿Esa regla se aplica también a las mujeres canadienses?»

Psicópata Dave: «Hacer preguntas como esa es arriesgarse a volverse loco.»

El Capullo: «Yo creía que esa era la Maldición de Steve Jackson.»

Finalmente aparecieron Asenath y El Pervertido, y pudimos empezar a jugar. Se habían pasado semanas intentando localizar la Mazmorra Perdida del Destino Terrible, y luego se habían pasado una semana o dos más intentando conseguir el dinero y equipamientos necesarios para financiar la expedición.

Yo: «La entrada a la Mazmorra Perdida del Destino Terrible es fácilmente visible debido a todos los huesos de aventureros muertos amontonados por fuera.»

El Cagón: «Yo me pongo a rapiñar entre los cadáveres, buscando tesoros.»

El Disgusto: «Mi ninja hace ocho saltos mortales hacia la entrada de la mazmorra, y cuando llega se funde con las sombras.»

Yo: «Es mediodía.»

El Disgusto: «¡Hay sombras al mediodía! ¿Es que no sabes nada?»

El Capullo: «Mi guerrero-bardo-ilusionista saca su arma y camina hacia la entrada de la mazmorra.»

Asenath: «Mi clériga se asegura de que su maquillaje esté en orden y luego se une al guerrero.»

El Disgusto: «Sigo pensando que es una chorrada que tu clériga lleve medias de redes, maquillaje y minifalda de cuero. ¡Se supone que esto es D&D, y no una mierda de fantasía sexual sadomasoquista!»

Asenath: «Obviamente, nunca has leido Wizard’s First Rule

Psicópata Dave: «Mi anti-paladín extrae las cabezas reducidas de sus enemigos de su bolsa mágica y comienza a susurrarles.»

El Pervertido: «Mi mago saca su Varita de las Maravillas. ¡Cha-CHAK!»

Alfred Hitchcock
(3) «MacGuffin» es un término acuñado por Alfred Hitchcock hace ya bastantes años para designar «eso» que persiguen los protagonistas de una historia (un objeto, un documento, una cierta información, lo que sea) y que sirve de excusa para dar lugar a la misma, aunque al final realmente no sea tan importante que lo consigan o no. Por ejemplo, el halcón maltés es el MacGuffin de la novela (y película) del mismo nombre, al igual que el tesoro Big Whoop es el MacGuffin del juego The Secret of Monkey Island 2.

Una nota rápida acerca de eso. Dos sesiones antes, el mago de El Pervertido había encontrado una Varita de las Maravillas, y ahora era su objeto mágico favorito. Por alguna razón, El Pervertido creía que una Varita de las Maravillas hacía exactamente el mismo sonido que una escopeta recortada cargando un cartucho.

Yo: «Cagón, te encuentras con que los huesos han sido limpiados del todo. Lo siento. El resto aseguráis la entrada a la mazmorra.»

El Disgusto: «De acuerdo, vamos a establecer el orden de marcha, y abramos nuestro camino hasta la cámara con la Gema de MacGuffin» (3)

El Cagón: «Pero es que para hacer eso primero hay que atravesar la Cámara de los Murciélagos Satánicos.»

El Disgusto: «¿Pero a ti que te pasa? ¿Es que cada personaje que haces tiene que ir siempre bañado en su propia orina?»

Psicópata Dave: «Yo de ti no hablaría de orina, chico del Mountain Dew.»

El Disgusto: «Tengo tres palabras para ti, Señor Don Usted: Palo. Del. Dolor.»

Psicópata Dave: «Y yo tengo dos palabras adicionales para tí: Penetración. Anal.»

Yo: «Ya vale, ¿me podéis dar el orden de marcha, por favor?»

Psicópata Dave: «Mi personaje va en cabeza.»

El Cagón: «Yo me quedo en la retaguardia.»

Psicópata Dave: «Tú eres un guerrero, los guerreros no se quedan en la retaguardia.»

El Cagón: «¿Y qué pasa si nos atacan por detrás?»

El Capullo: «Yo voy el segundo en el orden de marcha. Mi personaje saca su laúd y toca una melodía esperanzadora. ¿Me das puntos extra de experiencia si no me pongo a cantar de verdad?»

Yo: «Dios, sí.»

El Pervertido: «Yo voy después, con mi Varita de las Maravillas bien preparada.»

Asenath: «Y de qué manera.»

Yo: «No des detalles.»

Asenath: «Pero ¿puedo decir una cosa? ¿Para qué queremos conseguir esta Gema? No tiene ningún valor para ninguno de nosotros.»

El Disgusto: «El tío que nos dio la pasta para financiar la expedición la quiere.»

Asenath: «Que le jodan. Yo digo que vayamos a buscar la Espada del Corte Sanguinoliento. Todo el mundo sabe que está en esta misma mazmorra.»

El Disgusto: «Yo digo que busquemos la Gema de MacGuffin, y lo que diga el ninja va a misa.»

El Capullo: «¿Por qué deberíamos dejar que seas tú el que dé las órdenes?»

El Disgusto: «Para explicar el porqué, mi ninja mata al personaje de El Capullo usando sólo sus pulgares.»

(Un montón de tiradas de dados después, acompañadas de dientes apretados)

El Capullo: «Has matado… a mi personaje…»

El Disgusto: «¡Eeeeeeeeeeeeeeeeyyyyyyyyyy!»

El Capullo: «…con tus pulgares.»

El Disgusto: «¡Eeeeeeeeeeeeeeeeyyyyyyyyyy!»

Yo: «Deja de imitar al Fonz. Eso es tener mala leche.» (4)

El Disgusto: «¡Eeeeeeeeeeeeeeeeyyyyyyyyyy!»

El Capullo: «¿Puede alguien resucitar a mi personaje?»

Asenath: «Lo siento, mi clériga todavía no puede hacer eso.»

El Disgusto: «Entonces supongo que tu cuerpo se va a pudrir ¡ahií… eyyyyyyyyyy!»

El Capullo: «¡Cállate!»

El Disgusto: «¡Eeeeeeeeeeeeeeeeyyyyyyyyyy!»

Yo: «Mira, estoy hablando en serio, Disgusto.»

El Disgusto: «Lo siento, por un momento me dejé llevar.»

Yo: «Y tanto que lo hiciste.»

El Disgusto: «¡Pero levanto mis pulgares por la muerte de su personaje! ¡EEEEEEEEEEEYYYYYYYYY!»

El Fonz o Fonzie (¡Eeeeeeeeey!)
(4) «El Fonz» (o «Fonzie») era el apodo de Arthur Herbert Fonzarelli, uno de los principales personajes de la telecomedia norteamericana Happy Days (Días Felices), interpretado por Henry Winkler.

Con los ojos cegados por las lágrimas, El Capullo abandonó corriendo la mesa de juego. Si bien no hay ninguna forma digna de abandonar así una partida, la de El Capullo fue especialmente ignominiosa porque de camino a la puerta tropezó con Lamont, el perro de El Disgusto.

El Pervertido: «Mierda, ¿todavía está vivo ese perro?»

El Disgusto: «Sí, mis padres se gastaron el dinero que habían ahorrado para mi universidad en sus operaciones.»

El Cagón: «¡Ouch!»

El Disgusto: «Bah, Harvard es una universidad estúpida de todas formas. Ningún club de rol en absoluto.»

Yo: «Bueno, tacharé al personaje de El Capullo del orden de marcha.»

El Cagón: «Táchame a mi también. Mi personaje se quedará detrás y guardará el cadáver del guerrero-bardo-ilusionista.»

Yo: «¿Qué?»

El Cagón: «Bueno, alguien tiene que hacerlo. Estoy interpretando bien al personaje.»

Yo: «Así que tú, como jugador, vas a limitarte a sentarte ahí, mientras nosotros seguimos la partida durante varias horas, para que tu personaje pueda quedarse guardando el cuerpo de otro personaje al que apenas conocía.»

El Cagón: «Nos dimos los buenos días.»

Psicópata Dave: «Técnicamente, nadie habló mucho con el personaje de El Capullo.»

De alguna manera conseguí que cuatro de cinco personajes se aventuraran en la mazmorra; supongo que podía considerarse una victoria. Pero tras los primeros combates las cosas empezaron a torcerse.

El Disgusto: «Grito ‘Prueba la Muerte Ninja’ mientras mato al último kobold.»

Yo: «Bueno, pues enhorabuena. No queda vivo ningún bebé kobold.»

Psicópata Dave: «Los Dioses Oscuros estarán contentos.»

Asenath: «Gracias a Dios que soy caótica neutral.»

El Pervertido: «Deberíamos haber dejado a uno vivo para poder preguntarle dónde está la Espada del Corte Sanguinoliento.»

El Disgusto: «No estamos aquí para encontrar esa puta espada, estamos aquí para encontrar la Gema de MacGuffin. ¡No me hagas desenfundar mis pulgares otra vez!»

El Pervertido: «Ya estoy harto de esto. Mi mago prepara su Varita de las Maravillas, ¡cha-CHAK!, y se aventura en solitario.»

Yo: «¿Cómo?»

El Pervertido: «Ya soy de nivel ocho, no les necesito.»

Asenath: «A mí me parece bien. Sigo al mago y a su enooorme varita.»

Yo: «¡Eh, deja de decir eso!»

Psicópata Dave: «Estos tíos son unos blandengues. Me adentro en la siguiente habitación de la mazmorra.»

El Disgusto: «¡Pues vale! Yo sigo mi camino hacia la Gema.»

Yo: «¿Y qué hay de la lealtad para con el resto del grupo?»

El Cagón: «Yo me dedico a saquear el cadáver del guerrero-bardo-ilusionista.»

Como todos los grandes grupos de música, el equipo de aventureros se había separado. Quizá había sido la pérdida de El Capullo: el odio común que sentían hacia su personaje podía haber sido la chispa que les mantenía unidos. O quizá era porque ya no eran personajes de primer nivel luchando para evitar ser asesinados por orcos, hongos y vacas zombi.

Yo: «Vale, entras en la habitación y ves un grupo de Hobgoblins afilando sus armas.»

Psicópata Dave: «Saco mi talismán de los Dioses Oscuros y se lo enseño, y les ordeno que se arrodillen ante el poder de Azathoth.»

Yo: «Se inclinan ante ti.»

Psicópata Dave: «Y luego les decapito.»

Yo: «Mientras tanto, nuestro intrépido dúo sigue avanzando por la mazmorra. Encontráis una puerta de roble bloqueándoos el paso.»

El Pervertido: «Le digo a la clériga que se mantenga atrás, y le lanzo a la puerta un rayo con la Varita de las Maravillas. ¡Cha-CHAK!»

(los dados ruedan por la mesa)

Yo: «Un chorro de mariposas se estrella contra la puerta.»

Asenath: «Compruebo si la puerta está cerrada con llave.»

Yo: «No lo está.»

El Pervertido: «La abrimos y entramos.»

Yo: «El Disgusto, tu ninja encuentra la temida Cámara de los Murciélagos Satánicos.»

guano (murciélago)
(5) «Guano» es el nombre genérico de la caca de pájaro. El de murciélago es un preciado fertilizante.

El Disgusto: «¡Estoy temblando! ¿Me oyes? ¡Temblando!»

Yo: «Bueno, los murciélagos no se han percatado de tu presencia, parecen estar durmiendo.»

El Disgusto: «Me arrastro silenciosamente dentro de la cámara.»

Yo: «Cuando lo haces, tu zapato se hunde unos dieciocho centímetros en una capa de guano de murciélago.» (5)

Asenath: «Aaaaaaaaugh.»

Yo: «Psicópata Dave, ¿qué hace después tu personaje?»

Psicópata Dave: «Me aventuro en la siguiente habitación y le ordeno a lo que sea que haya dentro que se arrodille ante mí.»

Yo: «El Umber Hulk que hay dentro no parece muy impresionado.» (6)

Psicópata Dave: «¡Desenfundo my poderosa espada ‘Folladora’ y le ataco!»

(tirada de dados)

Yo: «Sacaste un uno, y fallas.»

Psicópata Dave: «Una pifia. Saca la tabla de pifia para armas de filo.»

Yo: «No estoy usando tablas de críticos ni pifias.»

Psicópata Dave: «No pasa nada, usa las mías.»

Yo: «¿Siempre llevas encima ejemplares de los Arduin Grimoires

Umber Hulk (D&D)
(6) Los Umber Hulks son, una vez más, monstruos de D&D. Bastante bruticos, por cierto.

Psicópata Dave: «Siempre intento estar preparado, en caso de que vaya a algún sitio donde alguien empiece una partida. Vamos a tirar esa pifia.»

Yo: «Vale, haz la tirada.»

(tirada)

Yo: «Te decapitas a ti mismo.»

Psicópata Dave: «Pero la cabeza vive durante varios segundos tras ser separada del cuerpo. ¿Puedo invocar a mi Dios?»

Yo: «No. Y ahora volvamos a nuestro mago y a la clériga. Haced tiradas de salvación contra la magia.»

(dejan de cogerse las manos para poder hacer las tiradas)

El Pervertido: «Fallé.»

Asenath: «Lo mismo digo.»

Yo: «La puerta a la habitación que contiene la Espada del Corte Sanguinoliento tiene una trampa teletransportadora. Los dos aparecéis de repente en el interior de un Cubo Gelatinoso.» (7)

Asenath: «Oh.»

El Pervertido: «Bueno, al menos estamos juntos.»

Yo: «Y finalmente tú, El Disgusto. ¿Qué hace tu ninja?»

El Disgusto: «De ninguna manera mi ninja va a atravesar toda esa mierda.»

Yo: «¿Así que te marchas?»

El Disgusto: «¡No! ¿Te crees que soy estúpido? El guano de murciélago es altamente inflamable. Lanzo una antorcha dentro de la cámara.»

Cubo gelatinoso
(7) …y otra criatura más de D&D. Los cubos gelatinosos son una de esas creaciones que te hacen pensar: ¿qué estarían fumando estos tíos cuando lo diseñaron? Veamos: un cubo gelatinoso es un cubo de gelatina (como su propio nombre indica) de 10 pies (unos 3 metros) de arista, que vagabundea por las mazmorras tragándose todo lo que encuentra… incluyendo a sabrosos grupos de aventureros. Raro, ¿no? La respuesta es que en sus inicios (allá cuando Gygax y Arneson eran el alma mater de TSR) las mazmorras de D&D (tanto pasillos como habitaciones) estaban formadas por bloques cúbicos de 3 metros de arista, precisamente (así se podían «mapear» fácilmente en una hoja de papel cuadriculado). Los cubos gelatinosos se inventaron como un recurso sencillo y «apropiado al género» que el Dungeon Master tenía a su disposición para bloquear el camino de los aventureros cuando lo estimara necesario.

Yo: «Hum… ¿Eres consciente de que se trata de una cámara de seis metros cuadrados, con una capa en el suelo de casi veinte centímetros de guano de murciélago?»

El Disgusto: «No puedes soportar que yo sea más inteligente que tú, ¿verdad? Lanzo la antorcha.»

Yo: «Vale. La explosión resultante mata a tu personaje instantáneamente.»

El Disgusto: «¡Pero si soy un ninja!»

Yo: «La explosión también provoca que la Mazmorra del Destino Terrible se colapse como un castillo de naipes. Matando a todo lo que haya dentro.»

El Cagón: «¡Lo sabía! ¡Lo sabía! Estoy vivo. ¡Estoy vivo!»

Yo: «Tu personaje sólo vive unos segundos más, porque cuando la mazmorra se colapsa crea un enorme vacío que succiona a todo lo que la rodea en ochocientos metros a la redonda.»

El Cagón: «Qué putada.» (8)

Psicópata Dave: «¿Se quedó satisfecho Azathoth?»

El Pervertido: «Menuda pérdida de tiempo.»

Asenath: «No conseguimos hacer nada.»

Yo: «Bueno, espero que hayáis aprendido todos una lección valiosa.»

El Disgusto: «Sí, nunca dejes que Ab3 dirija una partida.»


Referencias y notas al pie

(1) Gary Gygax, como todos debéis saber, fue el co-creador (junto a Dave Arneson) de la primera edición de D&D y, por ende, de los juegos de rol de mesa tal y como los entendemos en la actualidad (sí, sí, ya sé que el rol ha evolucionado mucho desde entonces. Y también sé que antes de D&D también se jugaba a policías y ladrones, y a indios y vaqueros. Pero no me seáis tiquismiquis).

Steve Jackson es otro creador de juegos de rol, cuya obra más famosa es el sistema de juego universal GURPS.

En cuanto a las Mord-Sith, son una especie de secta de mujeres especializadas en la tortura (cuyo uniforme es, básicamente, un traje ajustado de cuero rojo. ¿Fantasía sexual del escritor?) que aparecen en los libros de fantasía de Terry Goodkind, dentro de la serie Sword of Truth («La Espada de la Verdad». Si no me equivoco no hay edición en castellano… por favor, corregidme si la hay). El primer libro de la serie se titula First Wizard’s Rule («La Primera Regla del Mago») y se hace referencia al mismo un poco más adelante.

(4) En sus inicios Happy Days narraba el día a día de unos «niños bien» que estudiaban en un instituto norteamericano, y su relación con un chaval de actitud rebelde y chulesca, tupé engominado y chupa de cuero apodado «el Fonz». Aunque en un principio iba a ser un personaje secundario, el Fonz ganó una popularidad increíble, y eventualmente se convirtió en el principal protagonista de la serie. Su gesto característico es el de la foto de arriba, levantando los pulgares y diciendo «¡eeeeeeeyyyyy!». Happy Days duró diez años y tropecientos capítulos en antena, y de ella salieron un par de series derivadas, incluyendo Mork and Mindy... otra telecomedia de éxito protagonizada por un primerizo Robin Williams (¿os suena?) en el papel de un maridito extraterrestre.

(8) En la historia original, lo que El Cagón dice es «that sucks», que literalmente significa «eso chupa» (o succiona). Un juego de palabras intraducible.


La traducción corresponde al texto Death By Thumbs de Al Bruno III (AB3), realizada por Jorge Prieto (a.k.a. Reverendo) y recuperada de Archive.org.

Kobayashi Maru (1) con violencia indiscriminada y supermodelos

WTF?! «¿Qué es esto?» ¡Vuelve a la entrada principal, muggle!

Aviso: la siguiente historia puede ofender a los fans de Star Trek, a las supermodelos y a cualquiera que piense que Lorenzo Lamas es el epítome de la genialidad.

Diario de a bordo de Ab3 (addendum):

Había sido un mal mes para ser jugador de rol.

James T. Kirk (Kobayashi Maru)
(1) ¿Qué es el Kobayashi Maru? Un poco de historia paleolítica: en Star Trek II: La Ira de Khan (una de las mejores películas de la saga, en mi opinión), se dice que el capitán Kirk es el único oficial de la Federación que pasó el test del Kobayashi Maru. Este test es una simulación de combate en teoría imposible de pasar: está diseñada para que no se pueda ganar. Todos los que lo intentan, pierden. Lo que mide realmente es la psicología, el carácter de los capitanes que lo intentan, y el tipo de decisiones que toman (y no toman) bajo presión.
¿Y cómo lo pasó Kirk? Pues con un par: haciendo trampas, cambiando artificialmente las condiciones del enfrentamiento. Y es que Kirk es mucho Kirk, qué coño.

Biff Bam estaba en paradero desaparecido desde que intentamos jugar a Tomb of Horrors (2). Todo comenzó cuando su guerrero bárbaro saltó a través de un portal. El portal estaba maldito, y su personaje apareció al otro lado en pelotas y convertido en mujer. Nadie esperaba que Biff Bam rompiera a llorar y huyera del sótano de El Disgusto. Todo el mundo había asumido que sería yo el que acabara haciendo eso algún día.

Después de eso, intenté dirigir una partida de Beyond the Supernatural, pero abandoné la campaña cuando me di cuenta de que El Disgusto había usado la lista de habilidades de la primera edición de Ninjas & Superspies para hacer su personaje. (3) Yo me comprometí a dirigir un juego de terror, no a observar a un personaje descrito como «Lorenzo Lamas, pero aún mejor» lanzando a hombres-lobo a través de autobuses a base de patadas.

Bueno, supongo que eso es un tipo de juego de terror.

Ahora estábamos jugando a Star Trek, el juego de rol de FASA. Psicópata Dave dirigía la partida, tras la inspiración que le llegó durante su internado mental. Fue así como El Disgusto, El Capullo, El Cagón y yo nos encontramos en la habitación de Psicópata Dave, interpretando a la tripulación en el puente del USS Indestructible II… (4)

Psicópata Dave: «Tenéis una transmisión entrante. Ab3, tú estás jugando con el oficial de comunicaciones. Haz una tirada de Destreza para asegurarte de que tu personaje no resbala y se golpea la cara contra el panel de control al ir a responder.»

(Tirada)

Yo: «Lo conseguí.»

El Disgusto: «Buena jugada, ‘Uhura’.» (5)

Yo: «Sigue haciendo bromitas con lo de Uhura y te hostiaré hasta que pienses que Star Trek V fue una obra maestra.»

El Capullo: «¿No lo fue?»

Psicópata Dave: «Es una llamada de socorro, que viene de una Base Estelar cercana a la frontera con el espacio Klingon. Están sufriendo un ataque, y sois la única nave lo bastante cercana como para llegar a tiempo.»

Tomb of Horrors (D&D)
(2) Tomb of Horrors es una aventura cuasi-prehistórica (la primera impresión es de 1978) para la primera edición de Advanced Dungeons & Dragons. Fue escrita por Gary Gygax in person.

El Cagón: «¡Oh, DIOS MÍO! ¡Es el KoBIAashi Maru! ¡Estamos jodidos! ¿No podemos llamar al Enterprise para pedir refuerzos?»

Psicópata Dave: «No.»

El Cagón: «¿No podemos volar de lado alrededor del sol, y viajar atrás en el tiempo hasta antes de que ocurriese el ataque, y avisar al Enterprise?»

Psicópata Dave: «No.»

El Cagón: «¿Tenemos que ir?»

Psicópata Dave: «Sí.»

El Cagón: «Pero… pero…»

Psicópata Dave: «¿Quieres que te ponga otra vez la versión de Leonard Nimoy de Proud Mary (6)

El Cagón: «¡Llévame a la Base Estelar! ¡Potencia máxima!»

Ninjas & Superspies (1ª edición)
(3) Beyond the Supernatural y Ninjas & Superspies son dos juegos de rol de Palladium que usan (casi) el mismo sistema de juego, y, por tanto, los personajes creados para uno y otro son fácilmente intercambiables.

La verdad es que nunca comprendí por qué El Cagón se metió a esto de jugar al rol, ya que odiaba todos los conflictos y confrontaciones. Sus personajes habían huido del campo de batalla en prácticamente cualquier género de juego que puedo imaginar. Incluso cuando jugaba a Risk o a Monopoly, su estilo tenía un cierto aire de postración humillante. La única manera en que podría ser un buen jugador de rol sería si White Wolf lanzase Punto de Cruz: El Tejido. Así que, como no podía ser menos, Psicópata Dave le convirtió en capitán.

Psicópata Dave: «A esta velocidad vuestra nave estará en la Base Estelar en veinte minutos.»

El Cagón: «Me voy a la sala de preparación y comienzo a hacer planes.»

Psicópata Dave: «Tira los dados a ver si te tropiezas en los escalones, te caes y quedas inconsciente.»

El Capullo: «¿Puedo ayudar?»

Yo: «Tú eres el timonel, tienes que dirigir la nave.»

El Capullo: «Creía que yo era el encargado del armamento.»

Psicópata Dave: «Tienes ambos trabajos.»

El Disgusto: «Lo cual es una putada. Yo era el encargado de las armas en la nave anterior.»

Yo: «El que tú fueras el tío de las armas ya nos costó el Indestructible I.»

El Disgusto: «Esos putos Gorns se la estaban buscando.»

El Capullo: «Pero si no hicieron nada.»

'You yellow bellied pansy!'
(4) El nombre original de El Cagón es Ol’ Yellowbelly, que literalmente significa «el viejo barriga amarilla». Pero yellow, además de «amarillo» significa «cobarde», y como veremos el muchacho se gana el apodo a pulso.

El Disgusto: «Querían hablar con nosotros. Tenía que demostrarles quién era el jefe antes de que el Capitán Nervioso empezase a hablar y nos hiciese quedar como mariconas tipo Picard

El Capullo: «Disparaste a un destructor sin provocación.»

Yo: «Y después ellos nos dispararon a nosotros. Oh, tío, y cómo dispararon.»

El Cagón: «No sabía que los Arduin Grimoires tuvieran tablas para la descompresión explosiva.»

Psicópata Dave: «Arduin tiene de todo acerca de todo. Es como Dianetics para hombres. (7) Bueno, ¿fallaste tu tirada de Destreza, o no?»

El Cagón: «Sí.»

Psicópata Dave: «De acuerdo, saquemos entonces las tablas de daño.»

Yo: «¿Sabes? Todo esto de ‘tira a ver si tropiezas y te caes’ tiene bastante mala leche.»

Psicópata Dave: «Los juegos de rol son una simulación de la vida real. ¿Me estás diciendo que la gente no tropieza y se cae en la vida real?»

Yo: «No, pero…»

El Disgusto: «Mira, si no te gusta ya sabes que puedes irte a jugar en esa partida de Lords of Creation que están preparando El Pervertido y su novia.»

Uhura (Star Trek)
(5) Uhura, la oficial de comunicaciones de la tripulación original de Star Trek. Interpretada por la guapísima y escultural Nichelle Nichols. Guau.

El Capullo: «No sabía que tenía una copia del libro de reglas.»

El Disgusto: «Le cambié los libros que Ab3 se dejó aquí por una hamburguesa.»

Yo: «Pero esos libros… tú… tú… mira, ¿podemos volver a la discusión sobre tropezarse y caer?»

Psicópata Dave: «No. Realismo es lo que intento conseguir aquí, y realismo es lo que os voy a dar. De acuerdo, El Cagón, tu personaje se da de boca contra el puente, destrozándose la muela del juicio contra las encías.»

El Capullo: «¡Ouch!»

El Cagón: «Ahora entiendo por qué Bones estaba siempre en el puente.» (8)

Psicópata Dave: «El dolor te deja inconsciente.»

Yo: «Llamo al doctor de la nave y…»

El Disgusto: «¡Ignoren esa orden! Como el primer oficial, ¡ahora estoy al cargo! Ordeno a la sección de maquinaria que aumenten la velocidad.»

El Capullo: «Ya estamos a potencia máxima.»

El Disgusto: «¡Y una mierda! Estamos malgastando demasiada energía. Ordeno que los sistemas de soporte vital desciendan al cincuenta por ciento. También ordeno a un par de guardias de seguridad que disparen a la cámara de contención del dilitio para hipercargar los cristales.» (9)

El Cagón: «¿Eso se puede hacer?»

Yo: «Yo le imploro al capitán que despierte.»

Leonard Nimoy - The Way I Feel
(6) Leonard Nimoy, que interpretaba al señor Spock en la serie original de Star Trek, también ha hecho sus pinitos como cantante; la imagen de arriba es de su disco The Way I Feel.
Yo he escuchado alguna de sus canciones.
No preguntéis.

El Disgusto: «¡Llamo a los de seguridad al puente para que arresten al suboficial de comunicaciones, por insubordinación!»

Yo: «Ey, ey, espera un minuto… ¿Qué es eso que sobresale de tu cuaderno de notas?»

Psicópata Dave: «Un sai.» (10)

Yo: «¡No! Lo otro.»

Psicópata Dave: «Oh, ¿te refieres a esto?»

Hay momentos en la vida de todo el mundo, en los que las nociones preconcebidas de la realidad se ven cuestionadas hasta sus propios cimientos. Ese fue uno de ellos para mí. Ya sabía que mis compañeros de juegos estaban locos, pero lo que ocurrió a continuación me revelaría la profundidad de sus locuras. La revista que Psicópata Dave dejó en la mesa delante de mis ojos era gruesa, de papel satinado, y olía a varios perfumes mezclados.

Yo: «P-p-por… ¿por qué lees Cosmopolitan

Psicópata Dave: «Es parte de mi plan maestro.»

Yo: «¿Plan maestro de qué?»

Psicópata Dave: «Hace mucho tiempo, decidí que sólo una supermodelo sería digna de continuar con mi noble descendencia.»

El Cagón: «¿Es esto que estás planeando algún tipo de asqueroso secuestro? Porque eso me pone los pelos de punta…»

El Disgusto: «No, este plan es mejor. Es una pura genialidad. Si mi corazón no estuviera ya reservado, yo también lo intentaría.»

El Capullo: «¿Desde cuándo tienes novia?»

Leonard Nimoy, que interpretaba al señor Spock en la serie original de Star Trek, también ha hecho sus pinitos como cantante; la imagen de arriba es de su disco The Way I Feel. Yo he escuchado alguna de sus canciones. No preguntéis.
(7) Dianetics, un famoso libro de autoayuda, y la Biblia particular de la Iglesia de la Cienciología.

El Disgusto: «Los caballeros no alardean, pero desde hace ya algún tiempo me he estado viendo con una chica de manera regular.»

El Capullo: «¿Quién es ella?»

El Disgusto: «Su nombre es Anne McKenzie y tú no la conoces, es canadiense.» (11)

Yo: «Por favor, dime que no vas a intentar colarnos eso de ‘Estoy saliendo con una canadiense’.»

El Disgusto: «A diferencia de tu pelo ella es de verdad, chico de las entradas.»

Yo: «Mira, ¿podemos volver al asunto este del plan maestro con supermodelos de la revista Cosmopolitan? Me siento morbosamente curioso.»

Psicópata Dave: «La idea me vino a la cabeza hace unas semanas. No podía dormir, así que decidí ponerme a crear unos cuantos personajes al azar con el juego de rol de los superhéroes Marvel usando el Libro Definitivo de los Superpoderes, hasta conseguir dos que fueran exactamente iguales.» (12)

El Capullo: «Creía que yo era el único que hacía eso.»

El Cagón: «¿Y eso qué tiene que ver con supermodelos?»

Psicópata Dave: «Bueno, me di cuenta de que toda la vida se basa en porcentajes… exactamente como en un juego de rol. Si vas andando al trabajo hay bastantes probabilidades de que llegues allí sin percances, frente a una pequeña probabilidad de que una ardilla rabiosa te muerda un testículo por el camino.»

El Capullo: «Preferiría que dejárais de sacar a relucir ese tema.»

McCoy (Star Trek)
(8) Bones («huesos») era el apodo del Doctor McCoy, el médico de la nave en la serie original de Star Trek. Fue interpretado por el actor DeForest Kelley, que murió en 1999.

Psicópata Dave: «Cuanto más intentas hacer algo, más probabilidades tienes de conseguirlo, una vez más, gracias a los porcentajes.»

Yo: «Una vez más, ¿en qué punto de esta conversación van a tener algo que ver unas mujeres anoréxicas portando tu sucia semilla?»

Psicópata Dave: «Entonces me di cuenta de que podía hacer que los porcentajes trabajasen a mi favor. Míralo de esta forma, si le escribo una carta a una supermodelo pidiéndole que se case conmigo, las posibilidades de que me diga que sí son una entre un millón, ¿verdad?»

Yo: «Esa es una estimación conservadora.»

Psicópata Dave: «Por lo tanto, si escribo miles de cartas a cientos de diferentes modelos, mi porcentaje de éxito aumentará. Cuantas más cartas escriba, más posibilidades tengo.»

El Disgusto: «Este hombre es un genio.»

Yo: «Este hombre tiene más sellos que cordura.»

Psicópata Dave: «No te burlarás de mí cuando Kathy Ireland esté a mi lado, masajeando mi bolsa de los dados. Todo lo que tengo que hacer es jugar con los porcentajes.» (13)

Cristal de dilitio (Star Trek)
(9) Los cristales de dilitio (que no existen en la realidad) son la fuente principal de energía de las naves espaciales de Star Trek.

Todo este asunto me dejó más inquieto que cualquier discusión sobre Kirk y Spock enamorados podría conseguir. De alguna manera, el capitán Cagón se despertó antes de que El Disgusto pudiese dañar seriamente la nave, y el USS Indestructible II se aproximó a la Base Estelar.

Psicópata Dave: «La base es una ruina humeante de metal fundido.»

El Cagón: «Escudos.»

El Capullo: «Subo los escudos.»

Yo: «Yo intento contactar con la base.»

El Disgusto: «Yo hago un análisis de los escombros.»

Psicópata Dave: «Oh, definitivamente son escombros.»

El Cagón: «Yo me levanto de mi silla y camino con cuidado hacia la puerta del turboascensor.»

El Disgusto: «Yo me preparo para lanzarme a por la silla del capitán.»

Psicópata Dave: «Un navío Klingon desactiva su camuflaje y aparece directamente en frente de vosotros. El capitán Klingon llama a vuestra nave.»

(tirada)

El Cagón: «Me meto en el turboascensor y me dirijo a las cápsulas de escape.»

(tirada)

Sai (arma)
(10) El sai es un arma tradicional japonesa. Oh, ShinobiShinobiShinobi…

El Disgusto: «¡Salto hacia la silla del capitán!»

El Capullo: «¿Tienen las naves estelares cápsulas de escape?»

Yo: «Pongo al capitán Klingon en la pantalla.»

Psicópata Dave: «Se presenta a sí mismo como el capitán Klingon Shickelgruber.»

El Capullo: «¿Por qué me resulta ese nombre tan familiar?» (14)

El Disgusto: «¡Le digo que soy el capitán Jared Synn del USS Indestructible II y que le conviene muchísimo rendirse ante nosotros, perdiendo el culo!»

Yo: «¿Quieres decirle «perdiendo el culo» a un Klingon?»

El Cagón: «¿Estoy ya donde las cápsulas de escape?»

Psicópata Dave: «El capitán Shickelgruber se ríe de ti. Toda la tripulación del puente de la nave Kinglon se ríe de ti.»

El Disgusto: «¡SE ACABÓ! Es el momento de demostrarle a esos tíos que yo hablo en serio. ¡Saco mi phaser y le disparo al timonel!»

(tirada de dados, jugadores boquiabiertos)

Yo: «¿Que tú qué?»

El Disgusto: «Mi personaje dice: Si estoy lo bastante loco como para matar a mi propia tripulación, ¡imagina lo que podría hacerte a ti!»

El Capullo: «Pero, pero yo soy el timonel…»

Psicópata Dave: «Para ser exactos ahora eres un montón de átomos humeantes.»

El Cagón: «Mira, ¿me puedo poner simplemente un traje espacial y salir a probar suerte ahí fuera?»

El Capullo: «¿Ni siquiera pude hacer la tirada de esquivar?»

El Disgusto: «¿Dónde está tu sentido del realismo? No puedes tirar para esquivar si te disparan por la espalda.»

Ave Nevada (Alpha Flight)
(11) Anne McKenzies hay bastantes en el mundo, pero probablemente El Disgusto ha sacado el nombre de la identidad secreta de Ave Nevada, miembro del grupo de superhéroes canadiense Alpha Flight.

Psicópata Dave: «Los Klingon se ríen ahora incluso con más fuerza. Te retan a seguir matando miembros de tu tripulación.»

El Disgusto: «¡Disparen phasers! ¡Y torpedos de protones!»

Psicópata Dave: «No ocurre nada.»

El Disgusto: «¿Y por qué coño no?»

Yo: «Porque acabas de cargarte al timonel.»

El Capullo: «Pero si ni siquiera pude tirar para esquivar…»

El Disgusto: «Oh, ya veo cómo funciona esto. Camino a los controles para disparar las armas yo mismo.»

Psicópata Dave: «Demasiado tarde. Los Klingon disparan todas sus armas contra tu nave, destruyéndola en una bola de fuego tipo ciencia-ficción.»

El Disgusto: «¡Todo por tu culpa, Ab3!»

Un instante después, El Capullo salió de la habitación, lloriqueando. Entonces Psicópata Dave, furioso por haber visto como el mismo hombre destruía dos campañas de Star Trek, agarró el sai de su cuaderno y atacó a El Disgusto. El Cagón se arrastró bajo la cama de Psicópata Dave y empezó a chillar ante lo que encontró allí. Con un suspiro, cogí el ejemplar de Cosmopolitan y pasé las páginas hasta llegar al artículo sobre cómo conseguir nalgas más esbeltas en treinta días.

Llegados a este punto, algunos de vosotros os preguntaréis por qué seguía jugando con estos tíos, si cada partida era una pesadilla. Bueno, suponía que no todas las partidas podían acabar en desastre, así que seguía jugando con los porcentajes.


Referencias y notas al pie

(3) Ambos aparecieron en 1988; el primero está dedicado al terror contemporáneo (y ha sido recientemente actualizado) y el segundo, como su propio nombre indica, a los ninjas y los superespías.

(5) Por cierto (y por rellenar), Nichols sufrió en sus prietas carnes el racismo de la época, incluyendo el de los propios jerifaltes del estudio, que llegaron a confiscarle las cartas que le escribían sus fans. De hecho, Uhura fue el primer personaje interpretado por una actriz afroamericana que no caía en el estereotipo de la chacha o, en el mejor de los casos, de la ama de casa. Cuando en un momento dado, y hasta el… moño de no ser tratada con el mismo respeto que sus compañeros de reparto, quiso abandonar, fue Martin Luther King quien la convenció para seguir en la serie, pues su papel se había convertido en un símbolo importante para la comunidad negra.

En 1968 besó a William Shatner (el capitán Kirk) en un capítulo de la serie; este beso está considerado como el primero emitido en televisión entre personas de distintas razas.

(12) The Marvel Superheroes RPG, Advanced Set (publicado por TSR en 1986 y conocido entre los fans como FASERIP, que eran las iniciales de los atributos que definían a los personajes) es uno de los juegos de superhéroes más queridos del mundillo de rol. The Ultimate Powers Book (El Libro Definitivo de los Superpoderes) era una expansión casi esencial que permitía, básicamente, crear y jugar con cualquier tipo de superhéroe en el universo Marvel. Un clásico.

Kathy Ireland (foto)
Una Kathy Ireland jovenzuela que rehusaba masajear la «bolsa de dados» de Psicópata Dave.

(13) Kathy Ireland, (ex) supermodelo. Yum.

(14) Por esto, Capullo, por esto.

(15) Metalstorm: The Destruction of Jared-Syn, una película de ciencia-ficción y aventuras que se rodó en 1983, con Michael Preston en el papel de Jared-Syn. No, no tengo ni idea de qué va.


La traducción corresponde al texto Kobayashi Maru With Random Violence and Supermodels de Al Bruno III (AB3), realizada por Jorge Prieto (a.k.a. Reverendo) y recuperada de Archive.org.

El viaje divino

WTF?! «¿Qué es esto?» ¡Vuelve a la entrada principal, muggle!

Manimal (serie de TV)
(1) Manimal fue una serie de televisión que se empezó a emitir en 1983 en los EEUU.

¡Atención! La siguiente historia puede ofender a lectores sensibles, a la gente que odie las secuelas de las secuelas, y a los amantes de los dibujos de Disney, de los clubs de striptease y de la serie Manimal. (1)

Había jurado no volver a jugar al rol nunca más, pero, aun así, me encontré de vuelta en la mesa de juego. Mi otro único grupo de amigos sólo quería pasar sus noches en los clubs de striptease, y después de unas cuantas tardes haciendo eso, me di cuenta de que daba igual con qué grupo de amigos pasara el rato: en ambos casos iba a volver a casa frustrado y odiándome a mí mismo.

Y, por lo menos, jugar a rol era más barato.

Estábamos en el apartamento de un chaval llamado Nolan Nulo (2), que era programador de ordenadores y actor de teatro. Era famoso por crear brillantes campañas roleras ricas en detalles y pobladas de personajes interesantes. Lamentablemente, la mayoría de sus partidas duraban dos sesiones, si tenías suerte. Nolan era bastante radical.

Así que ahí estábamos, en el apartamento de Nolan Nulo: El Disgusto, El Pervertido, El Capullo, Johnny Tangente y yo (3). Psicópata Dave no estaba disponible, en parte debido a esa estúpida etapa William Shatner que estaba atravesando (4). Bastardo Tramposo estaba fuera jugando en un torneo de Warhammer; no porque le gustara, sino porque su meta en la vida era hacer llorar a los jugadores de wargames.

El Disgusto: «Todavía no entiendo por qué teníamos que venir aquí, cuando podríamos estar usando mi sótano.»

Dark Avengers (Void)
(2) En el original, a Nolan Nulo se le llama Nolan Void. No sé si void (vacío, nulo, cero) es su apellido (lo cual sería rarísimo, pero cualquiera sabe) o un apodo, pero como me gusta cómo suena «Nolan Nulo», así se va a quedar. Y si no le gusta, que me demande.

Yo: «Nunca volveremos a usar tu sótano, al menos hasta que un equipo de HAZMAT lo visite.» (5)

El Disgusto: «¿Quién eres tú, mi mamá?»

Yo: «¿Intentó alguien asfixiarte mientras dormías?»

El Disgusto: «No.»

Yo: «Entonces no soy tu mamá.»

Johnny Tangente: «¿Sabéis? Creo que nunca deberían haber cancelado Manimal.»

El Capullo: «Fue una tragedia nacional.»

El Pervertido: «Ursula Andress salía en el episodio piloto. Qué tía más cachonda.»

El Disgusto: «Manimal era una mierda. Como el coche de Ab3.»

El Capullo: «Sí, ese programa estaba muy sobrevalorado.»

Nolan Nulo: «Bueno, vale, vamos a prepararnos para jugar. Estoy seguro de que encontraréis la partida muy…»

A tangent on your pocket / Una tangente en los pantalones
(3) En la nota original: «En el original, Johnny Tangente es… Johnny Tangent. Que no se diga que no soy un traductor de primera.» Que tampoco se diga que no he buscado una imagen que ilustrase bien esta referencia, ¿eh?

Yo: «Espera un segundo. ¿Estás metiéndote con mi coche?»

El Disgusto: «Tu coche es un herrumbroso amasijo de mierda. ¿Tienes algún problema al respecto?»

Yo: «Te he traído aquí en él porque tú no tienes coche.»

El Disgusto: «¿Y qué?»

Yo: «Pues que, ¿cómo puedes criticar mi coche cuando tú ni siquiera tienes uno?»

El Disgusto: «Porque cuando mi abuela me compre un coche, será muchísimo mejor que tu montón de mierda.»

Johnny Tangente: «Bueno, de hecho, si expresaras el coche de Ab3 con atributos de Car Wars, lo encontrarías bastante impresionante.» (6)

Nolan Nulo: «Vale, se acabó, vamos al juego. Vais a interpretaros a vosotros mismos…»

William Shatner - Star Trek
(4) William Shatner.
William Shatner, tío.
¿Cómo? ¿No te suena? ¿El capitán Kirk? ¿Star Trek? ¿No? ¡Maldita sea, Bones!

El Pervertido: «¿Puedes repetir eso?»

Dios mío, pero qué cojones tenía. No sólo nos interpretaríamos a nosotros mismos, sino que el sistema era casi puramente narrativo. La mera idea llevó al pánico a algunos de los jugadores, pero Nolan era muy convincente. Muy pronto el nivel de entusiasmo de todo el mundo estaba bien alto otra vez, y empezamos a jugar…

Nolan Nulo: «Vale. Es, simplemente, un día normal y corriente para vosotros. ¿Qué están haciendo vuestros personajes, es decir, vosotros mismos?»

Yo: «Uhhhh…. ¿qué día de la semana es en el juego?»

Nolan Nulo: «Domingo.»

Yo: «Supongo que estoy trabajando.»

El Pervertido: «Estoy seguro de que yo me estoy despertando en la cama de una preciosa dama.»

HAZMAT
(5) HAZMAT = HAZardous MATerials, materiales peligrosos.

El Capullo: «Yo estoy en la iglesia.»

El Disgusto: «Yo estoy comprando cómics.»

Johnny Tangente: «Quizás estoy aprendiendo por fin a tocar el fagot.»

Nolan Nulo: «De acuerdo. A cada uno de vosotros, exactamente en el mismo momento, se le acerca una figura oscura envuelta en una gabardina plateada. Os llama a cada uno por vuestro nombre, y os dice que tiene un mensaje que transmitiros.»

Car Wars (juego)
(6) Car Wars es un antiguo juego de estrategia de Steve Jackson Games que se jugaba con miniaturas (o marcadores de cartón si no podías permitirte las figuritas), donde los jugadores «conducían» coches armados hasta los dientes en un futuro post-apocalíptico al más puro estilo Mad Max.

El Disgusto: «¿Cuál es el mensaje, que David Bowie está vendiendo sus cosas en un mercadillo?»

Yo: «Le pregunto cuál es el mensaje.»

El Capullo: «Yo le grito bien alto a Jesús. ¿Cuál es el porcentaje de Intervención Divina en este juego?»

El Pervertido: «Yo me visto rápidamente, pero me aseguro de que el extraño visitante pueda verme mi enorme polla para que sepa lo que es la desesperación.»

Johnny Tangente: «Yo miro alrededor buscando algún TARDIS.» (7)

Nolan Nulo procedió entonces a relatarnos que esta figura misteriosa nos contó a cada uno que teníamos un destino especial, pero que primero tenía que despertarnos. Esto sucedía casi una década antes de Matrix, y estábamos un tanto confusos y recelosos. Aun así, cuando metió la mano en un bolsillo y sacó un extraño cubo resplandeciente, todos le seguimos el juego, con una excepción…

El Disgusto: «¡Le ataco!»

Nolan Nulo: «Vale, huh… pues… fallas.»

El Disgusto: «¿Qué? ¿Qué?»

Nolan Nulo: «El tipo es demasiado rápido para ti.»

TARDIS-Doctor-Who
(7) El TARDIS («Time And Relative Dimensions In Space») era el hogar del Doctor Who en la serie de ciencia ficción del mismo nombre, con el que se transportaba a los distintos mundos y dimensiones donde transcurrían los episodios.
Por cierto, desde el exterior tenía el aspecto de una típica cabina telefónica londinense. Qué cuco.

El Disgusto: «¡No, no lo es!»

Yo: «¿A qué viene eso?»

El Disgusto: «¡Seis meses de Tae Kwon Do! ¿Me estás escuchando? ¡Seis meses de Tae Kwon Do para ser cinturón negro! Soy un ninja blanco, ¿me escuchas? ¡UN ARMA VIVIENTE!»

Investigaciones posteriores probaron que esto era, técnicamente, cierto: El Disgusto había sido expulsado del Gimnasio de Artes Marciales de Harvey Whitstien llevando un cinturón negro. Por supuesto, el resto del gi (8) de karateka de El Disgusto era igualmente negro; se limitaba a dejarlo criando hongos en su taquilla entre clase y clase. El sensei Harvey expulsó a El Disgusto porque nadie podía soportar el pestazo ni un minuto más. Esto podría haber resuelto todos los problemas del gimnasio, pero esta «graduación temprana» había retorcido la mente de El Disgusto incluso más aún, y ahora insistía en que la razón de que tuviera un cinturón negro era porque él era la reencarnación de un ninja muerto hace muchos años, llamado Shinobi.

Y nadie, ni siquiera los abogados de Nintendo, le llevaban la contraria en eso, porque si lo hacías te retaba a un combate. Su estilo de lucha era una combinación de bofetadas y patadas a la entrepierna, aderezadas con chillidos tipo Bruce Lee, y nadie quería tener nada que ver con eso.

Nolan Nulo: «A pesar de que luchas con el extraño con valor, él consigue sacar el brillante cubo de su bolsillo y…»

El Disgusto: «¡Lo rompo! ¡Lo rompo!»

Nolan Nulo: «En cuanto lo tocas, sientes que tu mente estalla a un ritmo de un millón de veces por hora.»

(8) En la nota original: "El gi es el uniforme del karateka." Esto no es del todo correcto, ya que
(8) En la nota original: «El gi es el uniforme del karateka.»

El Disgusto: «¡No gritaré! ¡No importa lo malo que sea, no grito!»

Nolan Nulo: «Lo mismo os ocurre a todos los demás. El mismísimo universo parece derretirse a vuestro alrededor. Vuestros gritos son absorbidos por el rugiente caos que os consume.»

 

Johnny Tangente: «Yo me agacho, hecho un ovillo, e intento pasar desapercibido ante los perros de Tinados.» (9)

Yo: «Yo grito.»

El Disgusto: «¡Cagón!»

El Pervertido: «Yo cierro los ojos y empleo lo que pueden ser mis últimos segundos de vida para fantasear con Christine McGlade.»

El Capullo: «¿Quién?»

Perros de Tíndalos (Los mitos de Cthulhu)
(9) Los perros de Tíndalos (que no «Tinados») son parte de los Mitos de Cthulhu creados por H.P. Lovecraft (en los que se basa el juego La Llamada de Cthulhu). Su deporte favorito es viajar entre dimensiones consumiendo a aquellos que sean tan necios como para convocarlos. ¡Vigilad los ángulos y las esquinas!

El Pervertido: «Christine McGlade, la de You Can’t Do That On Television

Johnny Tangente: «¿Moose?»

El Pervertido: «Oh, sí.» (10)

El Capullo: «¿Esa es tu tía buena definitiva?»

El Pervertido: «Y mi primera experiencia sexual.»

Yo: «Bueno, ya puedes dejarlo.»

El Pervertido: «Yo tenía quince años y en uno de los episodios ella había perdido su ropa, y tenía que esconder su cuerpo desnudo detrás de una gran tarjeta de cartón.»

Yo: «He dicho que ya puedes dejarlo.»

El Pervertido: «Fue alucinante, no es que pudieras verle nada, pero aún así tuve esta increíble eyaculación espontánea…»

Yo: «¡Oh, por el amor de Dios!»

Probablemente no me hubiera cabreado tanto si no fuera porque él había tenido exactamente la misma primera experiencia sexual que yo…

Una vez que dejamos eso atrás, Nolan describió el extraño lugar en el que se encontraron nuestros personajes.

Christine McGlade (Moose)
(10) You Can’t Do That on Television («No Puedes Hacer Eso en Televisión») fue un programa infantil canadiense de humor surrealista que alcanzó una gran popularidad en los EEUU durante los ochenta. Christine McGlade, alias Moose (alce), era una de sus presentadoras. Y la que aparece en la foto, claro.

Nolan Nulo: «Bien, vale, todos os despertáis llevando unas túnicas blancas y…»

Johnny Tangente: «To-ga! ¡To-ga!¡»

Nolan Nulo: «…en el centro de la habitación hay un domo gigante…»

Johnny Tangente: «¡Lleno de cerebros de colores! ¡Apuesto 50 quatloos por el recién llegado!» (11)

Nolan Nulo: «…y en su interior podéis ver galaxias enteras girando lentamente. Hay…»

Johnny Tangente: «¡Dios mío, está lleno de estrellas!» (12)

Nolan Nulo: «…figuras que parecen ser humanas y están vestidas con ropas negras y plateadas. El líder, el que se os acercó antes, avanza unos pasos y dice…»

Johnny Tangente: «¡Te arrodillarás ante mí, Jor-El! ¡Te arro… IIIIEEEEEEEEEEEEEE!» (13)

El ataque salvaje de Nolan nos sorprendió a todos. No pensábamos que era capaz de eso, pero por otra parte a ningún máster le gusta que le fastidien la partida. Cuando Nolan comenzó a hablar de nuevo, Johnny estaba repantingado estupefacto en su silla, con una bolsa de dados encajada en la boca.

Star Trek (episodio "The Gamesters of Triskelion)
(11) Esto es una referencia bastante oscura a un episodio de la serie original de Star Trek llamado The Gamesters of Triskelion (emitido en 1967).

Nolan Nulo: «De acuerdo. El hombre os informa de que son los últimos supervivientes de los Amos de la Realidad y que el mismísimo universo se está muriendo.»

Yo: «Intrigante.»

El Disgusto: «Corta el rollo. ¿A quién tenemos que pegarle?»

Nolan Nulo: «El Amo de la Realidad os informa de que vuestra búsqueda no es de destrucción, sino de preservación. Os necesita para salvar a toda la creación, encontrando una manera de restaurar los almacenes de energía en su corazón.»

El Capullo: «¿Tenemos que cambiar las pilas del universo?»

El Pervertido: «¿Por qué tenemos que salvar al universo? ¿Qué ganamos nosotros?»

Johnny Tangente: «¡Mmmph! ¡Mmmph!»

Yo: «Bueno, tiene algo de razón. Le pregunto a los Amos de la Realidad por qué no pueden hacerlo ellos mismos.»

Nolan Nulo: «Os explican que, si dejaran sus puestos, la realidad se destruiría en cuestión de minutos.»

Hal 9000 (en 2010: Odisea dos)
(12) En la nota original: «Dave, creo que por ahí hay un lechón que no ha pillado esta referencia…» Si sigues sin pillarlo, pégate una colleja y mírate 2001: Odisea en el espacio, y su(s) secuela(s).

El Capullo: «¿Y cómo se supone que vamos a cambiarle las pilas al universo? No tenemos poderes, ni siquiera tenemos una nave.»

Nolan Nulo: «Los Amos de la Realidad dicen que os darán el poder necesario para hacer lo que debe hacerse. Os convertirán en dioses.»

Hubo un silencio tangible. Era uno de esos momentos que conozco bien como máster: el momento en que un juego de repente se convierte en algo grande, o en seguida se viene abajo.

Johnny Tangente: «¿Mphl?»

Nolan Nulo: «Sí, dioses.»

El Disgusto: «¿Dioses-dioses?»

Nolan Nulo: «Os dicen: Tendréis el poder de crear y controlar la materia, pero ese poder conlleva una gran responsabilidad.«

El Capullo: «Sí, pero seremos dioses, ¿no?»

Jor-el (Marlo Brando) en Superman (1978)
(13) Jor-El fue el padre de Superman.

Nolan Nulo: «Sí, dicen, pero el uso de esos poderes divinos absorberá la esencia vital del universo, así que debéis usarlos con cautela.»

El Pervertido: «Pero seremos dioses, ¿verdad?»

Nolan Nulo: «…»

El Disgusto: «Aceptamos.»

Y así, los Amos de la Realidad nos convirtieron en dioses usando algo que ellos llamaron «el Aparato de la Apoteosis». Durante el proceso nuestros cuerpos fueron desintegrados molécula a molécula, y después reintegrados otra vez. Nolan incluso nos enseñó varias ilustraciones en láminas del proceso, y puso música de fondo de Emerson, Lake y Palmer para aumentar la experiencia.

Nolan Nulo: «Bien, vale. Cuando surgís del cristal rojo brillante os sentís mejorados. Vuestra forma física resplandece. Si hacéis una pausa podéis sentir el paso de los átomos, los secretos de la burbuja del universo desvelados en la superficie de vuestra mente.»

Ron Jeremy (actor X)
(14) Ron Jeremy. ¿Qué decir de esta leyenda viva del porno? Uno de los actores de películas X más famosos de los ’80 que todavía sigue haciendo ruido por ahí. Y todo sin tener un cuerpo especialmente espectacular y musculoso… o quizá precisamente por eso. Quién sabe.

El Capullo: «¿Somos dioses ya?»

Nolan Nulo: «Sí.»

Yo: «Le pregunto a los…»

Johnny Tangente: «Yo vuelo más rápido que la velocidad de la luz.»

El Capullo: «¡Yo viajo a la superficie del sol y me doy un paseo por ahí!»

El Disgusto: «¡Yo me teleporto a Stonehenge!»

El Pervertido: «Yo transformo Marte en un duplicado perfecto de Gor y comienzo a esclavizar supermodelos.»

Yo: «Tíos, no creo que eso sea…»

Nolan Nulo: «Esto no es…»

El Pervertido: «Me convierto en un duplicado perfecto de Ron Jeremy esculpido en plata líquida.» (14)

El Capullo: «¿Ah, sí? Bueno, yo transformo mi cuerpo en el de un ángel, si Axyl Rose fuese un ángel… con ojos color morado.» (15)

Axl Rose y Donny Osmond
(15 y 16) Arriba, Axl Rose, vocalista de los Gun’s’Roses; abajo, Donny Osmond, cantante, personalidad radiofónica e ídolo adolescente.

Johnny Tangente: «Yo adopto la forma de… ¡Donny Osmond!» (16)

El Disgusto: «Yo reduzco el tamaño de Stonehenge y lo consumo. Entonces encuentro cada lugar sagrado del mundo, y lo consumo.»

Nolan Nulo: «Vale, pero entonces tu poder podría…»

El Disgusto: «Y entonces refloto Ryleh de debajo del mar y absorbo la fuerza vital de Cthulhu.»(17)

El Pervertido: «¡Yo le doy vida a todas las tías buenorras de dibujos animados de Disney y me las tiro una a una! A todas: Ariel, la Bella, Blancanieves, Bambi…»

Yo: «Bambi era un macho.»

El Pervertido: «Sí, claro. ¿Quién va a darle a una stripper el nombre de un ciervo macho?»

El Capullo: «Yo le doy vida a todos mis personajes de D&D y luego me los llevo a Denny’s para disculparme por las tiradas tan terribles que saco.» (18)

Johnny Tangente: «Yo hago que pongan una nueva serie de Manimal en la tele y que Josh Wheaton la escriba. Y yo la protagonizo.» (19)

El Disgusto: «Y ahora creo un Palo del Dolor, usando materia extraña. Entonces obligo a los elfos a que me hagan un traje de ninja de mithril.» (20)

Cthulhu (H.P. Lovecraft)
(17) Ya se han mencionado los Mitos de Cthulhu creados por H. P. Lovecraft más de una vez. Según los mismos, el gran Cthulhu (que es como el Dr. Zoidberg de la serie Futurama, pero mucho más grande y con mucha mala baba) descansa en la perdida isla de Ryleh, aguardando el momento de despertar y mandar a la Humanidad a tomar vientro fresco.

Nolan Nulo: «N-no… no hay elfos en esta partida…»

El Disgusto: «¡Entonces creo unos cuantos elfos y les obligo a obedecerme!»

El Pervertido: «¡Y ahora yo me tiro a Christine McGlade y la convierto en mi reina! Juntos gobernaremos Nuevo Gor.»

El Disgusto: «¡Con mi nuevo y mejorado Palo del Dolor, y mi traje de ninja de mithril, me teleporto de vuelta a donde estábamos y le doy a Ab3 una PALIZA NINJA CÓSMICA!»

Yo: «¿Qué?»

El Disgusto: «¡Ya me escuchaste! ¡Sólo puede quedar uno, ZORRA! ¿Qué dado tengo que tirar para atacar? Hey, Nolan, yo… ¿a dónde se ha ido?»

Pero Nolan se había encerrado en el cuarto de baño y rehusaba salir. Nunca volvió a dirigir una partida de rol, pero algunos de los chicos dicen que han visto un personaje con su nombre en Everquest, caminando por los bordes del mundo del juego, y murmurando a cualquiera que se para a escucharle algo sobre extrañas conspiraciones que involucran a ninjas y a la familia Osmond.

Yo dejé a un cabreado El Disgusto en la parada del autobús con El Pervertido y El Capullo. Johnny Tangente y yo nos dirigimos a El Rincón de las Tetas, un club de striptease local. Después de todo, la noche aún era joven.


Referencias y notas al pie

(1) El protagonista era un profesor de zoología británico que enseñaba en una universidad de Nueva York y tenía la facultad de (ojo al dato) transformarse en cualquier animal que quisiera. Hombre+animal = man+animal = Manimal, ¿lo cogéis? En fin, obviamente usaba esa habilidad para luchar contra el crimen, claro. Faltaría más.

(4) Un grupo de expertos en seguridad que, entre otras cosas, colaboran con las autoridades para «sanear» zonas contaminadas… Los que ves en las películas americanas con esos trajes amarillos con aspecto de astronautas .

(6) Por cierto, no hace mucho Car Wars fue vuelto a la vida como juego de cartas coleccionables… y, hace aún menos, SJG ha resucitado el Car Wars de toda la vida tal y como era en un principio (o sea, como juego de guerra a base de coches asesinos), pero con un nuevo sistema de reglas, más sencillo de usar. Los viejos juegos, como los rockeros, nunca mueren. Afortunadamente.

(8) Esto no es del todo correcto, ya que gi solo significa «traje» o «vestido» en japonés, si bien forma parte de la mayoría de palabras utilizadas para designar la vestimenta de muchas artes marciales como dogi keikogi.

(9) Como mera aclaración, estas criaturas las creó Frank Belknap Long, colega de H.P. Lovecraft, para este mismo universo, y no Lovecraft.

(11) En él, el capitán Kirk y otros dos miembros de la tripulación del Enterprise (Chekov y Uhura, por si quieres saberlo) llegan a un planeta en el que unos cerebros parlantes llamados Los Proveedores, que viven en domos de cristal, mortalmente aburridos, se dedican a secuestrar alienígenas para que luchen entre ellos al estilo gladiador, y así se echan unas risas. Y los cerebros apuestan «quatloos» al ganador.
¿Y qué es un quatloo? Pues ni idea. Pero, por si acaso alguien está interesado en tan fascinante dato, añadiré que el título original del episodio iba a ser The Gamesters of Pentathalon. Hala, ya puedes deslumbrar a tus amigos con este pedacito de sabiduría. En el décimo primer episodio de la cuarta temporada de Futurama (Where No Fan Has Gone Before) pueden verse ciertos paralelismos con este capítulo, aunque el episodio en sí está dedicado a Star Trek y es una mezcla de otros muchos: La colección de fieras, El escudero de Gothos

(18) Aquí me pierdo yo mismo. Vamos a ver, Denny’s es una cadena de restaurantes de carretera muy famosa en los EEUU… ¿Qué tiene que ver con D&D? Pues como no sea un juego de palabras estúpido entre «rolls = tiradas de dado» y «rolls = rollitos (de carne, de primavera)», no tengo ni idea de a qué se refiere.

(19) No estoy seguro, pero creo que se refiere a Joss Whedon, el creador de Buffy Cazavampiros.

(20) La plata mithril es el metal más valioso de la Tierra Media en la mitología de J.R.R. Tolkien.


La traducción corresponde al texto The Godly Trip de Al Bruno III (AB3), realizada por Jorge Prieto (a.k.a. Reverendo) y recuperada de Archive.org.